La alternativa natural para despedirte del cuero cabelludo graso

Cuero cabelludo graso

 

Un día sales a la calle digna con la vida, desplegando una melena de ensueño, previamente arreglada en casa, justo para cautivar. Dejas prendido al portero del edificio donde trabajas con un leve sacudida de pelo. Continúas tu marcha hacia el ascensor cuando ves al hombre que te gusta. Él entra al elevador.

Te preparas. Estás es tu mejor momento. No debes desaprovechar toda tu belleza andante. Entras al ascensor, le sonríes cortésmente. Él saluda sin nada fuera de lo común. Tú alegre, esperando que la belleza de tu pelo, tu rostro lozano, la fragancia que te pusiste, surtan su efecto encantador.

El ascensor se cierra y el vidrio del ascensor refleja una sorpresa: tu cabello se nota evidentemente graso a la vista, demasiado para esconderlo en un ascensor, apretujada además con el hombre que te gusta.

Afuera del elevador, y metida desvergonzada en el baño más próximo, empieza la lluvia de preguntas: ¿qué pasó, si el cabello no estaba así, cómo ocurrió?. No queda de otra que leer este post para entender todo acerca del cuero cabelludo graso.

Características más evidentes de la grasa capilar

La escena anterior adelanta algo de las características de un cuero cabelludo graso. De repente, te aseguras que sales sin un gota de grasitud en tu melena, tomas las previsiones, y nada. El cabello te sorprende a lo largo del día.

Algunas se confunden. Por alguna circunstancia específica, mal clima por ejemplo, consideran que sufren de por vida de cabello graso. Para dejar claro cuando realmente tienes un cuero cabelludo graso, asomamos algunas señales para reconocerlo.

1.) Humedad

Una de las primeras características es que se siente húmedo y pegajoso. El sol brilla en su propia incandescencia,el calor arropa, y mantiene seco todo lo que tiene vida.

Pero el cabello se muestra permanentemente como acabado de salir del baño. Es una apariencia constante de pelo húmedo, que algunas celebridades han intentado transformar en un look llamativo, pero sin éxito.

Cuero cabelludo graso

2.)Sucio

Un cuero cabelludo graso se nota a simple vista en el cabello. Pero el detalle de la suciedad es particular. El pelo con cuero cabelludo graso es como un imán de las impurezas y toxinas del ambiente. Absorbe la suciedad del ambiente, se adhiere al pelo a la vista de todos.

3.) Nieve

Por lo general, este tipo de cabello es proclive a la caspa. La razón es que el sebo incontrolado genera condiciones para el crecimiento de hongos. Éstos se alimentan de la grasa natural y se reproducen con los restos de células muertas del cuero cabelludo.

4.) Lavar y más lavar

Por el aspecto permanente de graso, sin brillo y sucio, existe la tendencia natural de querer lavarlo a cada rato, casi que a diario. Aquellas que lo hacen ignoran que muchas lavadas a la semana no resolverá el problema de grasitud.

¿Cómo ocurre este problema?

Siempre es mejor tener claro porque ocurre. Así haces un diagnóstico acertado del problema y busca la mejor solución. La ciencia se ha encargado de hallar la respuesta más adecuada.

El asunto funciona de la siguiente forma: nuestro cuero cabelludo posee glándulas sebáceas que producen una grasa natural, necesaria para humectar y hacer crecer el pelo con naturalidad.

Cuando el cuero cabelludo se reseca y las hebras se vuelven tiesas y quebradizas, las glándulas producen sebo más de la cuenta. Eso hace que exista un exceso de grasa natural en tu cabeza. También atrofia los folículos pilosos, encargados de hacer crecer el pelo.

El problema empeora cuando el exceso de sebo sirve de fuente de alimentos para el surgimiento de hongos. Luego viene la caspa, la desagradable lluvia nevada en nuestra cabeza y una consiguiente apariencia femenina deshecha.

Así, en términos generales, funciona la grasitud en el cuero cabelludo. Obviamente, como hay un exceso de sebo, el cabello se torna grasoso. ¿Por qué ocurre esto, cuáles son las causas? En las siguientes líneas lo sabrás.

Cuero cabelludo graso

Causas del cuero cabelludo graso

1.) Lavado excesivo

Como ya te lo habíamos comentado en párrafos arriba, lavar el pelo demasiado (eso es casi a diario) reseca el cuero cabelludo. Además el lavado diario elmiina, antes de tiempo, la grasa natural necesaria para humectar el cabello y estimular a los folículos pilosos.

Al no haber la cantidad de sebo para que el pelo funcione de forma natural, las glándulas sebáceas trabajan horas extras. Y entonces empieza una sobre producción de grasa, que se vuelve un problema serio.

2.) Problemas hormonales

Ocurre igual que con el exceso de lavado diario. Cuando nuestro cuerpo atraviesa cambios hormonales, hay una sobre producción de grasa natural.

El cambio hormonal viene dado por comienzo de la pubertad, la menospausia, periodo de menstruación, o estrés físico y emocional. Eso es controlable en la medida en que estemos consciente de la causa y trabajemos por reducir la grasitud con algunos métodos confiables.

3.) Shampoo inapropiado

Muchas veces nuestro problema está en la ducha. Pasa inadvertido, siempre se muestra en su botella dizque confiable, esperando nuestro baño para ser aplicado, sin sospechas, en nuestra cabeza.

Se trata del shampoo, nuestro shampoo de siempre. ¿Desconfiar de él? ¿Cómo, no puede ser? Pues, sí. No está de más que revises los ingredientes del shampoo que usas con frecuencia.

Revisa si fue elaborado 100% con extractos vegetales y minerales. Y tras usarlo uno o dos meses, evalúa la salud de tu cabellera y el estado de tu cuero cabelludo. Allí puede estar la causa silenciosa.

Lo mejor para tu cabello es elegir un shampoo, cuyos efectos sean totalmente garantizados. Que no haya duda al respecto. En el mercado existe un shampoo, muy afamado en el mercado. Las usuarias no dejan de hablar de este producto. Es toda una sensación. Si deseas conocerlo, dale clic aquí.

4.) Exceso de productos

Usar en exceso mascarillas caseras o tratamientos químicos pueden resecar el cuero cabelludo. Y en consecuencia alterar la producción de sebo en tu cabeza. Todo producto debe ser utilizado en su justa medida.

Otro factor que contribuye a un cabello graso es el uso desmesurado de lacas, geles, gominas y espumas. En definitiva, se trata de no abusar de los productos que sirven para moldear el cabello para una ocasión determinada. Mucho de estos productos en la cabeza dejan residuos que vuelven el cabello más graso.

Cuero cabelludo graso

5.) Mala alimentación

No comer bien afecta al bienestar del cabello, y al cuerpo en general. Si no consumes los alimentos que proporcionan nutrientes al pelo, no lucirás un pelo frondoso e increíble.

Cuando el cabello es de tendencia graso es por falta de vitaminas del grupo B, mejor conocidas como biotina o B7. Esta vitamina es ideal porque contribuye al correcto funcionamiento del cabello.

Procura consumir alimentos ricos en biotina. Entre ellos figuran frutas, verduras, nueces, productos lácteos, huevos, soja y pan integral.

6.) Enfermedades

El tratamiento para combatir ciertas enfermedades producen un exceso de sebo que convierte el cabello en filamentos grasosos. La ingesta de esteroides y medicamentos alteran inevitablemente la producción de grasa no solamente en cabello, sino en la piel.

La buena noticia es que ese proceso de sobreproducción de sebo termina una vez que culmines el tratamiento médico. El cabello vuelve a la normalidad.

Alternativas para controlar el cuero cabelludo graso

Cuando el cabello se vuelve graso se pueden ensayar con algunas alternativas para frenar la cantidad de sebo en la cabellera. Enumeramos algunas de ellas:

-Vinagre de manzana, limón y menta
Estos productos son ideales para controlar la producción del sebo en tu cabeza. La preparación consiste en hervir una par de hojas de mentas. Después de cinco minutos en el fuego, deja enfriar.

Luego, tomas unos tres limones, lo exprimes y lo mezclas con la infusión de las hojas de menta. Añade un poco de agua tibia. La cantidad de medio vacito estará bien.

Después, incluyes unas tres cucharadas de vinagre de manzana, y listo. Tienes una alternativa para reducir el exceso de sebo.

Romero y Aloe Vera
La savia de la sábila cumple con la función de regular las secreciones sebáceas, limpia el cuero cabelludo y regular el PH capilar. En tanto, el romero estimula el crecimiento capilar y normaliza el proceso de humectación natural del cabello. También aporta volumen y brillo para una melena que será la envidia de todos.

La receta para usar estos dos productos es la siguiente: colocas a hervir tres hojas de romero en un recipiente hasta que destile la esencia de las hojas. Cuando eso suceda, deja enfriar. Acto seguido, agregas la savia gelatinosa y revuelves hasta que obtengas una líquido semi homogéneo.

Después de eso, aplicas en tu cabeza antes de la ducha, por 10 minutos, dos veces a la semana. No olvides retirar con abundante agua.

La solución más natural para controlar cuero cabelludo graso

Un producto tan natura, como el Aloe Vera, el limón, el vinagre de manzana y la menta, es el Super Regen Shampoo. Elaborado con lo mejor de la naturaleza, y libre de añadidos químicos, este shampoo equilibra y normaliza el sebo en tu cuero cabelludo, en pocas semanas de uso.

Su efecto de sanar el cuero cabelludo lo ha hecho una alternativa natural por excelencia para decirle adiós definitivamente al desagradable cabello graso.

Al igual que las miles de mujeres que lo usan en la actualidad, tú puedes tener en tu ducha este efectivo producto contactándonos por nuestras redes sociales, o si lo prefieres por Whatsapp + 52 (81) 2436 8887. Envíanos un mensaje y de inmediato te agregamos al club de las melenas bellas. ¿Lo enviaste?

Cuero cabelludo graso

Leave a Comment