Miel para el cabello, una solución divina para protegerlo

Miel para el cabello

Miel para el cabello, una solución divina para protegerlo

Aunque muchas personas suelen desconocer el origen etimológico de la palabra miel, la mayoría de nosotros coincidimos en que puede catalogarse como un producto divino. Y es que, precisamente, los orígenes del término se remontan a los tiempos más antiguos de la historia de la humanidad. Los hebreos utilizaban la palabra dbure, proveniente de dbr, que significa “palabra”, para denominar al jarabe creado por las abejas.

Podría interpretarse entonces que la abeja era la encargada, con su tarea, de mostrar la palabra divina. ¿De qué otro modo podría catalogarse un producto que no se deterioraba y no tenía sustituto? Cierto o no, lo que nadie puede negar son las propiedades milagrosas de la miel en el tratamiento de múltiples afecciones.
En esta entrada te explicaremos cuáles son las propiedades de la miel y sus ventajas en la protección del cabello. De igual modo, te facilitaremos algunos tratamientos o mascarillas. Si deseas mejorar las condiciones de tu hebra, entonces ponte cómoda para seguir leyendo, que esta aventura ya está por comenzar.

La miel, ese producto exquisito

Mucho se ha hablado en los últimos tiempos sobre las propiedades curativas y regenerativas de la miel de abejas. Sin embargo, en ocasiones se ha sobredimensionado su auténtico alcance. Por ello, nosotros hoy queremos contarte las verdaderas propiedades de este producto, sin plus ni rellenos sensacionalistas. Aunque, para ser sinceros: ¡no lo necesitamos!

Energía

Sabemos que azúcar es sinónimo de combustible para nuestro cerebro y cuerpo. Por ello, el consumo de miel redunda en un aporte significativo de energía, debido – fundamentalmente – a su alto contenido calórico.

Piel

Uno de los usos más extendidos del producto es el tratamiento de la piel. Ya sea por su efecto cicatrizante o por los múltiples nutrientes. Lo cierto es que evita su envejecimiento y favorece la elasticidad e hidratación.

Miel para el cabello

Astringentes y antioxidantes

¿Quién no ha tomado miel con limón alguna vez? Nuestras abuelitas lo recetaban, hoy lo hacen los facultativos. Resulta que este fantástico líquido combate los síntomas de irritación o inflamación de la garganta, como ningún otro lo hace. Funciona además como calmante, por ello, si tienes tos o anginas también puedes ingerir esta composición.

Otras buenas propiedades

Como si todo lo anterior no fuera suficiente, la miel exhibe otro grupo considerable de propiedades. Dentro de las que se encuentran: laxantes, antioxidantes, diuréticas, fortificantes, bactericidas, nutritivas, antisépticas, digestivas, tónicas, reconstituyentes, entre otras tantas.

Beneficios del uso de la miel para el cabello

¿Realmente la miel favorece la calidad y cantidad de hebras? Por suerte, la respuesta es un sí rotundo. Está demostrado, mediante diversos estudios, que la miel tiene un efecto directo y potente sobre la fibra y el cuero cabelludo. Pero, expliquemos en detalles cuáles son las ventajas de usar la miel para el cabello.

Nutrición, sequedad y brillo

Muchas mujeres se quejan de tener un cabello apagado, prácticamente sin brillo. Por si fuera poco, la falta de brillo está acompañada – comúnmente - por sequedad. Ambas son consecuencias negativas de malas prácticas: secadores, planchas, humedad constante, entre otros. Pues bien, la miel puede ser una aliada perfecta para conseguir hebras brillantes y suaves. Resulta que las propiedades antioxidantes y astringentes de este producto provienen de los nutrientes que es capaz de aportar.

Crecimiento

El crecimiento del pelo está condicionado por múltiples factores. Puede tener – incluso – causas genéticas, contra las que resulta muy difícil operar. Sin embargo, la miel puede actuar positivamente - y de hecho lo hace – sobre el fortalecimiento de la hebra. De igual modo, facilita la producción de queratina. Ambos efectos combinados hacen que tu cabello sea menos propenso que quebrarse, lo cual – sin duda alguna – contribuirá a otorgarle el volumen que tanto deseas.

Miel para el cabello

No quiero tener canas

Uno de los mayores anhelos de toda mujer: retrasar cuanto más se pueda la aparición de las canas. La buena noticia es que, gracias a sus propiedades antioxidantes, la miel contribuye a evitar la aparición de canas.

La miel y el crecimiento del pelo

Ya conoces que este maravilloso producto puede facilitarte enormemente tanto el crecimiento como el aumento de volumen de tu pelo. Cuando los folículos del cabello y el cuero cabelludo se encuentran en perfecto estado, se acelera el proceso de crecimiento de la hebra. La miel ayudará a mantenerlos sanos, luego lo demás queda a merced del tiempo.
Ahora bien, sé que te estás preguntando ¿cómo puedo usar la miel?, ¿cuáles son las recetas? Tranquila, recuerda que estamos aquí para ayudarte. Seguidamente te mostraremos tres buenas maneras de usar la miel para el cabello y cómo realizar las fórmulas.

1- Mezclar con el champú

Esta es la manera más sencilla de utilizar la miel para inducir el crecimiento de la cabellera. ¿Cómo se prepara? Muy fácil, necesitarás una cucharada sopera de miel de abeja. Mézclala a tu shampoo (recomendamos usar nuestro producto Super Regen Shampoo). Posteriormente, deberás usar un gorro de protección por unos 20 o 30 minutos. Transcurrido ese tiempo, procederás a lavar la melena con abundante agua tibia. Para conseguir los efectos deseados es recomendable realizar este tratamiento entre dos y tres veces por semana.

2- Mezclar con agua

Este tratamiento no utilizará los efectos positivos del shampoo que usamos con frecuencia, sin embargo aprovechará al máximo las buenas propiedades de la miel para el cabello. La mezcla se preparará agregando nueve partes de miel por una parte de agua. La cantidad de mezcla estará en consonancia con el volumen de pelo que tengas. Por ejemplo, para un volumen medio se recomienda usar cucharadas soperas como medida.
Con la mezcla preparada procederemos a masajear el cuero cabelludo agregándole lentamente el preparado. Luego lo dejaremos allí por un periodo de no menos de 3 horas. Lo retirarás aplicando agua tibia y repetirás el procedimiento al menos una vez por semana. ¡Verás cómo en poco más de un mes comienzas a notar sus efectos!

3- Mezclar con aceite de oliva

Seguramente habrás oído hablar de las excelentes propiedades del aceite de oliva. Pues imagina agregarle los efectos positivos de la miel para el cabello, que ya te he explicado. Para conseguir la mezcla ideal se agregan dos cucharadas de miel por una de aceite. Luego de mezclar correctamente, se colocará dentro del microondas por un lapso de tiempo de no más de 30 segundos. Cuando se haya enfriado, aplica la mezcla de manera tal que cubra todo el cabello.
Cuando garantices que el preparado se ha expandido desde la raíz hasta el extremo de cada hebra, déjalo actuar por unos 30 minutos. Trascurrido ese tiempo, retira la mezcla enjuagando tu cabello con bastante agua, preferentemente tibia. Realiza este procedimiento con cierta frecuencia al mes, para lograr los mejores resultados.

Mascarillas de miel para el cabello

Hemos compartido algunos consejos para aprovechar las propiedades de la miel en beneficio del crecimiento del cabello. Sin embargo, como ya sabemos, sus ventajas se extienden un poco más allá. Por ello, en esta sección te brindaremos una lista de posibles mascarillas que –al combinar la miel con otros productos- puedes usar para explotar al máximo dichas propiedades.

Miel para el cabello

Mascarilla de miel y leche

Preparación: Se debe mezclar dos cucharadas de miel y medio vaso de leche de vaca. Luego se aplica la mezcla sobre toda la superficie del cabello. Transcurridos 15 minutos, se lava con shampoo y se enjuaga con abundante agua hasta retirar toda la mezcla.

Mascarilla de miel y aloe vera

Preparación: El primer paso será extraer la pulpa del interior de una hoja de aloe. Mezcla correctamente esta pupa con una cucharada grande de miel. Posteriormente debes aplicarla en tu cabellera, masajeando constantemente. Dejarás que actúe por un plazo de no menos de una hora y luego la retirarás lavando el pelo con un shampoo suave.

Mascarilla de miel, avena y aceite de almendras

Preparación: Necesitas remojar la avena en leche, al menos por 15 minutos. Cuando haya transcurrido ese tiempo, debes mezclarla con una cucharada de miel de abeja y también de aceite de almendras. Se procede a aplicar en todas las hebras, desde la raíz hasta el extremo. Para que sea efectiva, la mezcla debe permanecer en la cabellera por un periodo de una hora. A partir de entonces realizarás el lavado y enjuague como estás acostumbrada.

Mascarilla de miel y aguacate

Preparación: Obtén una pulpa de aguacate maduro, luego mézclala con miel. Agega además media taza de suero de leche. El producto obtenido se debe aplicar en el cabello, de manera tal que cubra todas las hebras, tapando las raíces. Posteriormente se envuelve la cabellera con un gorro de ducha, por un periodo de 60 minutos o más. Solo entonces estarás en condiciones de retirar la mezcla, lavando tu cabello con shampoo y acondicionador.

Miel para el cabello

Resumiendo

Llegado a este punto, creo que ya te habrás convencido de los excelentes resultados que se obtienen al aplicar la miel para el cabello. Te hemos dotado de varias recetas para que puedas realizar tus propias mezclas caseras. Ahora confiamos en que sabrás utilizar bien este conocimiento para dotar a tu cabello de fuerza, brillo, suavidad y volumen.

Leave a Comment